10 de agosto de 2010

LOS SOCIALISTAS NO MUEREN...SE SIEMBRAN. GRACIAS AMIGO PRIMI




"Algo se muere en el alma, cuando un amigo se va...", y bien que se muere nuestro alma.

Símbolo de vocación de servicio al SOCIALISMO, comprometido y siempre dispuesto. Recuerdo su entrañable intervención en el último Congreso de los Socialistas Riojanos para quienes ha sido referente de militancia.

"Esta es tu casa me repetía una y mil veces en la sede de Haro desde la que seguía nuestra página en el viejo ordenador, del que en broma hacia comparaciones siempre graciosas". Era único, y siempre ejemplo para todos, si había reunión en la sede sobre nuevas tecnologías ahí esta él junto a su inseparable Chelo...si hablaba sobre su recuperación al final parecia que el convaleciente era yo, por sus ánimos continuos para seguir trabajando por un mundo donde los valores del SOCIALISMO prevalezcan siempre.

A Chelo nuestro más sentido pésame y el orgullo de haber compartido con un gran SOCIALISTA momentos que quedarán en el recuerdo de todos nosotros.

Descanse en Paz.

Salud y Progreso.

5 comentarios:

J M (Chema) Buzarra Cano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
J M (Chema) Buzarra Cano dijo...

ME ENTERÉ AYER NOCHE POR LA RED SOCIAL DE FACEBOOK. DESCANSE EN PAZ ESTE NOBLE MILITANTE SOCIALISTA.

alegrias dijo...

Yo me enteré esta mañana leyendo las esquelas en el periódico.
Una triste pérdida.
Un abrazo, Cuzcurrita.

Fernando Martínez López dijo...

Hay un determinado tipo de compañeros que no hace falta llamarlos, siempre están ahí, parece que nacieron con el espíritu de servir a una idea y nunca nos fallan, ni aún cuando nos dejan...porque esa es precisamente su grandeza, su ejemplo callado.

axturex dijo...

En este mundo que camina imparable hacia el individualismo y hacia la indiferencia con quienes están a nuestro alrededor, o quienes comparten un mismo planeta con nosotros, sólo queda desear que el recuerdo de quienes han luchado por el progreso, las libertades y la lucha por la igualdad no se borre en el recuerdo de quienes aspiran a los mismos principios.
Con la misma pasión de aquel lejano 1879, a pocos años de que Cánovas y Sagasta se repartieran el pastel de la Restauración para evitar la revolución "de los de abajo", o de aquel 1888, enviarte un ¡Salud! ahora que estás al lado del "Abuelo".